Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Qué significa soñar con la Lotería

» » Qué significa soñar con la Lotería

Soñar con la lotería suele ser algo positivo, motivo de alegría y representación del deseo de conseguir ganar dinero suficiente como para no tener que preocuparse de la economía nunca más en la vida. Sin embargo, en lo más profundo del sueño, puede encontrarse un significado oculto.

Soñar que se juega a la lotería puede ser un claro signo de que la persona en cuestión no asume las responsabilidades de su vida cotidiana, no puede hacerse cargo de las consecuencias de sus actos y decisiones.

Del mismo modo, soñar con la lotería de forma que se está participando en ella, pero que no se consigue ganar nada de dinero, puede ser una señal de que pronto se va a ser víctima de otras personas, probablemente conocidas, pero que quieren perjudicarle de forma personal o económica. Es un sueño que a menudo está muy ligado con el mundo de los negocios.

Igualmente relacionado con el trabajo, soñar con la lotería también puede interpretarse como una señal de que los socios escogidos para afrontar un proyecto económico o laboral, no son los adecuados.

Obviamente, el sentido positivo de soñar con la lotería sigue presente en otros significados. Por ejemplo, si es otra gente la que gana la lotería, simboliza que pronto va a disfrutar de la compañía de los amigos, que tendrá celebraciones, fiestas y situaciones agradables que se vivirán en grupo.

En lo referente al sexo, hay una doble visión en función de si soñar con la lotería lo realiza un hombre o una mujer. Al hombre se le suele indicar que va a tener relaciones muy placenteras e incluso divertidas. A la mujer, en cambio, se le relaciona parejas desleales con las que es muy difícil confiar.

De hecho, de forma general, se considera que soñar con la lotería por parte de una mujer es un reflejo de su forma negligente de afrontar retos cotidianos. No obstante, hay que tener en cuenta que esta interpretación es un tanto clásica, por lo que puede estar condicionada por costumbres sociales del pasado, en las que no era frecuente ver a mujeres jugando a la lotería.