Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Qué significas soñar con bebés

» » Qué significas soñar con bebés

Es muy frecuente que una persona experimente soñar con bebés, aunque mucha gente cree que es un tema casi exclusivo a las mujeres. En realidad soñar con bebés es común en ambos sexos y su significado siempre estará relacionado con el estado en el que el bebé se encuentre durante el sueño.

 

Soñar con bebés con problemas

Del mismo modo, soñar con bebés puede estar relacionado directamente con ellos como simbolizar aspectos del propio individuo, incluso cuando no tenga hijos. Por ejemplo, el caso más frecuente es soñar con bebés que están llorando. En el caso de significados que tengan que ver con los niños directamente, puede simbolizar la necesidad de una mayor atención por parte de los padres. Sin embargo, este mismo sueño también puede simbolizar ansiedad por no alcanzar las metas propuestas y la preocupación porque los problemas existentes en la actualidad se perpetúen más tiempo del que se esperaba.

También es frecuente soñar con bebés enfermos que presentan fiebre o malestar. En casos en los que la persona que sueña no tiene hijos, podría significar el augurio de momentos difíciles a corto plazo y, muy seguramente, de gran tristeza.

Soñar con bebés hermosos

Hay casos totalmente opuestos, en los que soñar con bebés no es angustioso, por ejemplo cuando están limpios, recién bañados o poseen una belleza extraordinaria. En un primer momento es símbolo de felicidad, el individuo tiene amor entre sus seres queridos y conocidos y esto se representa en sueños con bebés que transmiten belleza e higiene. No obstante, como todo sueño, también puede simbolizar la necesidad de amor y cariño.

También es preciso destacar que todo sueño relacionado con bebé suele ser un claro síntoma de deseo de paternidad o maternidad. En este sentido, soñar con bebés, sobre todo si éstos aparecen abandonados o con necesidades que deben ser satisfechas, se debe interpretar como un deseo imperioso de tener un hijo y cuidarle o educarle.

Curiosamente, que un bebé esté siendo amamantado durante un sueño no está directamente relacionado con el deseo de tener hijos, sino más bien con el símbolo de la traición. Alguien cercano personal o profesionalmente va a perjudicarle con sus acciones.